CyberPower sigue peleando

A un año de llegar a México, continúa con la labor de posicionamiento a partir de su tecnología y precios agresivos.

Estos argumentos son los que, al inicio de la aventura comercial, el fabricante resaltó para atraer distribuidores, pero ahora la capacitación y una nueva línea de no breaks se han sumado a la estrategia.

Cuentas claras
Para Ricardo Mones, director general de la firma en México, este tiempo ha sido de saldo positivo, pues las ventas significan que el rumbo trazado va por buen camino, aunque no ha sido sencillo.
“El reconocimiento no es fácil, pues siendo una marca nueva, todavía visitamos plazas y falta mucha labor; hay que seguir trabajando en ello”, dijo.
Actualmente, la compañía visita las casi 50 sucursales de sus mayoristas, donde la mayor actividad es capacitar a los vendedores, lo que les permite darse a conocer.
Todo esto se basa en resaltar los productos, las bondades de cada una de las líneas, así como sus diferenciadores, porque, a decir de Mones, si parecieran una marca más, no los tomarían en cuenta.
“Nuestra fortaleza es la tecnología y mi trabajo es demostrarlo. Por ejemplo, el display LCD que integran los equipos: aunque muchos competidores lo traen, no es igual; el de nosotros muestra 11 funciones, mientras que uno de ellos tiene siete y es sólo un modelo, están muy limitados”, afirmó el entrevistado.
A la par, CyberPower ofrece una garantía de tres años incluyendo la batería, siendo esto otro diferenciador.
También continúa el plan de producto semilla, con el cual un distribuidor obtiene un descuento de 35% adicional a su precio normal como asociado.
“Las fallas de los productos son mínimas y los pocos que han fallado los reparamos enseguida. Respecto del material defectuoso que llega al distribuidor, lo respaldamos por tres meses, cambiándolo dentro del periodo, sin preguntas”, aclaró el directivo.
Referente a los mayoristas, siguen trabajando con los que firmaron hace unos meses: CT, CVA e Ingram Micro.

Ricardo Mones

La lucha en los segmentos
El esfuerzo ha estado dando frutos para la marca y eso se nota en la venta a dos nichos que se encuentran en el extremo uno del otro: los equipos del segmento más alto y los que son para SoHo.
Según Mones, en el primero lo que les pasó fue que comenzaron cautelosos con los inventarios y se quedaron cortos.
“Pero seguimos aprendiendo junto con los mayoristas acerca del volumen óptimo de stock, pues hubo quien no se distinguía por distribuir tanto en este segmento y ahora se les está vendiendo el producto de buena manera”, compartió.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap