Más que un Antivirus

 
La venta de antivirus ha migrado hacia las suites de seguridad con diversas funciones que resuelven distintos problemas, la posibilidad de negocio que éstas representan sigue siendo atractiva, ya que las amenazas para mantener la integridad de la información crecen o se modifican.


El mercado de seguridad es uno de los que más ha crecido en los últimos años y que deja mayores ganancias a los especialistas en este tipo de soluciones, debido a factores de hábitos en el uso de la red y de nuevas formas de ataques a la información de los usuarios.

Las vulnerabilidades han cambiado de “meter” virus en los sistemas para inhabilitar el hardware o software de las computadoras a infiltrar espías, troyanos, identificar puntos débiles de acceso para el robo de identidad y de información.

 

Estos son algunos de los aspectos por los cuales los proveedores de soluciones de seguridad han evolucionado de vender antivirus a suites de seguridad, práctica que seguirá siendo un negocio rentable, con sus respectivas modificaciones, conforme aparezcan nuevas formas de ataques o robo de información.

La penetración de antivirus es bastante alta respecto del número de PC instaladas en México; de hecho, “la penetración debe estar arriba de 95%, aunque no necesariamente todos son legales, éstos deben estar cerca del 75% del total de la base instalada”, señaló Gilberto Romero, analista de Select.

Este fenómeno se debe a que los usuarios en el hogar y en las empresas se han dado cuenta de la importancia de las soluciones de seguridad, como antivirus o antispyware. “Por otra parte, son soluciones no muy costosas y se han visto iniciativas de los fabricantes por llevar éstas al alcance de los usuarios”.

Anteriormente, las políticas de seguridad se limitaban a contratar un antivirus y actualizarlo una vez al año. “Ahora, con tantas debilidades es importante que cada estación de trabajo en las empresas esté 100% protegida, por eso muchas compañías venden suites de seguridad que integran control de acceso, antispam, filtrado de contenido y cada vez ofrecen más herramientas de acuerdo con la aparición de nuevos tipos de amenazas”, señala Fernando Jiménez, director comercial de Nexsys, que en su portafolio cuenta con seis líneas de seguridad.

El directivo comentó que estas aplicaciones se han convertido en una necesidad, porque así como cada máquina debe contener sistema operativo, también debe tener un kit de seguridad.

De igual manera, afirmó que la piratería es un asunto que no hace mucha mella en el negocio de soluciones de seguridad, pues “si bien hay piratería en estos productos, las actualizaciones constantes de virus y amenazas filtran a los clientes que sí pagaron por la suite; además, la gente es más consciente y existe la tendencia de que la piratería sea menor, sobre todo por la protección de la información”.

Las herramientas adicionales que los fabricantes ofrecen cobran cada vez mayor relevancia y los antivirus por sí mismos ya no representan la totalidad del negocio. En este sentido, el especialista de Select pronosticó que en un par de años todas las computadoras conectadas a Internet tendrán un antivirus instalado, por el abaratamiento de este segmento e inclusive porque algunos serán gratuitos, que se compensará con la venta de otras aplicaciones.

Alternativas de negocio

El analista señaló que la forma de hacer negocio en este tipo de soluciones puede ser en un esquema Software as a Service, en el que se hace un pago mensual por el uso de la suite, que es sumamente bajo y en la medida que se difunda la seguridad será aún más accesible.

“La ganancia de la venta tradicional de los antivirus está hacia abajo, a veces hasta se regala porque las empresas buscan que los usuarios compren el resto de la suite; ahí es donde realmente está la ganancia. Cuando se habla del esquema de renta, el dividendo puede tender a ser mucho mayor porque después de un periodo de pagos, el usuario ya devengó el costo de la licencia en sus pagos parciales”, precisó el especialista.

A pesar de ser una opción para la entrega de la seguridad, Romero reconoció que en este esquema el canal podría salir afectado, aunque el riesgo es menor porque “es una solución de seguridad básica, al igual que el antispyware. El negocio real para el canal lo representan las empresas medianas, porque es en ellas donde se requieren soluciones más pequeñas como el soporte de redes, actualización, mantenimiento, control de accesos a la red”.

Por su parte, Jiménez comentó que existen dos tipos de negocio para las suites de seguridad: el del equipo con accesorios y el de seguridad, con lo cual se hace un nicho rentable en el que los distribuidores especializados no deben perder de vista que “no pueden dedicarse solamente a vender la suite, ya que se trata de un producto llave en mano que el usuario puede configurar por sí mismo; por lo tanto, sería difícil dar un valor extra”.

En cuanto al canal con un perfil especializado en seguridad, existe una oportunidad mayor porque cobran la implantación, configuración y soporte. “Es más complejo, se deben tener ingenieros o técnicos que den el soporte, que es lo que muchos venden”, dijo el mayorista.

Reingresos constantes

A decir de Jiménez, los ingresos del mayorista varían de acuerdo con la marca que se venda, hay algunos donde 20% es por renovaciones y en otros es de 40%, lo que significa que normalmente se enfocan a proyectos nuevos, pues ya cuentan con una base segura conformada por las renovaciones.

“La penetración de Internet en México tiene un nivel que, según las estimaciones, no es muy alta y si bien existe la posibilidad de restringir las actualizaciones para los clientes que no sean legales, en el país reina una costumbre muy arraigada de utilizar este tipo de productos aunque no brinden toda la seguridad”, consideró Jiménez.

La tendencia en la venta de las soluciones de seguridad es hacia la especialización; por ejemplo, Windows Vista incluye algunas funciones que antes sólo daban las suites de seguridad y para ciertos contratos corporativos contiene la posibilidad de acceder a licencias de antivirus a un bajo precio.

“Es por ello que la rentabilidad mejorará solamente a través de la especialización. Aquellos canales dedicados a vender únicamente infraestructura o las licencias tendrán una buena rentabilidad, pero serán quienes se especialicen los que verán mejorar sus ingresos de manera importante”, destacó Jiménez.

La realidad

Los fabricantes de antivirus siguen teniendo un buen desempeño, ya que la mayor parte de sus ingresos aún provienen de la venta de este tipo de soluciones; en el caso de Symantec, McAfee, Panda Software y Trend Micro, el negocio de los antivirus y las suites asociadas a éstos sigue siendo importante en su facturación.

Es un nicho que buscan atacar pero más allá del propio antivirus para hacer crecer el mercado; están transmitiendo otros mensajes a los usuarios y ellos los están tomando en cuenta, pues independientemente de que su máquina esté conectada o no a Internet este es un negocio en el que todos toman en cuenta la seguridad.

En cuanto a la demanda, el experto de Select destaca que las empresas deben ir más allá del antivirus y del hecho de tener una computadora conectada a Internet. “El mercado de seguridad en ese nivel cerró 2006 con un valor de más de 31 millones de dólares, lo que representó un crecimiento de aproximadamente 20%, similar al que se espera para 2007. Este segmento de mercado no presenta desaceleración y es un nicho que tiene mucho por descubrir; la base instalada en el hogar y las empresas siguen creciendo y en la medida que esto continúe habrá lugar para este tipo de soluciones”, finalizó Romero.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap