Crecimiento del mercado móvil empresarial en AL: Frost & Sullivan

Una creciente fuerza de trabajo móvil, que necesita acceso a aplicaciones y datos en todo momento y lugar, dirige el crecimiento del mercado móvil empresarial en América Latina. La región representa una oportunidad significativa para que los operadores móviles y los vendedores de aplicaciones incrementen sus ingresos al proveerles a las empresas la posibilidad de conectar a sus empleados de forma inalámbrica, a través de teléfonos inteligentes, celulares y asistentes personales digitales.

Según la nueva investigación de Frost & Sullivan (www.mobileandwireless.frost.com) El mercado móvil empresarial en América Latina, el mercado obtuvo ingresos por $7,528.3 millones en 2006 y se estima que alcanzará $15,537.5 millones en 2012.

 

“La demanda de aplicaciones inalámbricas para las empresas está lista para encarar un crecimiento inmenso en los próximos años. En consecuencia, distribuidores y vendedores buscan nuevas oportunidades”, explica Andrés Sciarrotta, analista de investigaciones de Frost & Sullivan, quien agrega: “Nuevas aplicaciones más personalizadas ayudarán a los operadores a expandir el número de usuarios de negocios”.

 

Se espera que tanto las aplicaciones móviles empresariales de voz como las de datos crezcan en términos de ingresos y líneas, incrementando la importancia del segmento empresarial en el mercado móvil. Una vez identificado el potencial de estas aplicaciones, los operadores podrán intensificar sus esfuerzos para promover los servicios. Esto, combinado con la accesibilidad a equipos de avanzada, será uno de los factores clave que conducirá el crecimiento del mercado.

 

Actualmente, el precio de los equipos y la falta de conocimiento de las capacidades de las aplicaciones móviles empresariales están limitando su consumo en el mercado. La preocupación de los usuarios respecto de la seguridad y la confidencialidad de dichas aplicaciones es también una barrera para el crecimiento del consumo.

 

“Asimismo, muchas compañías, particularmente las pequeñas y medianas empresas (PyME), se niegan a invertir en nuevas tecnologías a menos que estén convencidos de que impactarán positivamente en el retorno en la inversión (ROI)”, comenta Sciarrotta.

 

Los operadores están intentando direccionar la cuestión de los costos altos de los equipos y de las soluciones, desarrollando estrategias para reducir los precios y promoviendo el uso de aplicaciones de negocios. De esta manera, los operadores pueden capturar con éxito el interés de las pequeñas empresas para quienes el precio es un factor decisivo y, así, expandir el mercado.

 

En la actualidad, los operadores de la región hacen foco en dos aplicaciones específicas: oficina móvil y automatización de la fuerza de ventas (en inglés,  sales force automation o SFA). Se cree que las aplicaciones móviles de oficina tienen un impacto directo sobre las actividades diarias del trabajador móvil, lo cual puede estimular su popularidad. Se espera que sean las grandes compañías las adopten la oficina móvil en primera instancia, seguidas por las PyMEs.

 

“Se espera que las aplicaciones SFA tengan un gran impacto en el mercado de América Latina. Brindarle al personal de ventas móvil la aplicación SFA permite que el empleado acceda en tiempo real a la información de venta de misión crítica o a la intranet de la compañía desde sus dispositivos de mano, lo cual los posiciona en una situación más competitiva”, concluye Sciarrotta. 

 

El mercado de la empresa móvil en América Latina es parte del servicio de suscripción de la unidad Mobile & Wireless de Frost & Sullivan y cubre el mercado de la empresa móvil en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Venezuela, incluyendo sus claves y limitaciones y revelando las tendencias que harán impacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap