Fluke propone uso de estándares

Durante el GSIC 2005 la empresa de metrología desarrolló un análisis de requerimientos para sistemas Gigabit Ethernet; su propuesta utiliza la fuente de luz adecuada y apego a las normas recientes.

Las redes y ambientes de campus se están moviendo hacia Gigabit Ethernet para manejar las exigencias cada vez mayores de ancho de banda en las transmisiones de datos.
Para alcanzar tasas más rápidas de transmisión, los dispositivos Ethernet de 1 o 10Gbps, tales como routers y switches, deben utilizar fuentes de luz láser de alta velocidad en lugar de las fuentes más lentas de diodos emisores de luz (LED).
Ambas fuentes de luz, sean lásers o LED son usadas para la transmisión de datos, desde esa perspectiva, antes de evaluar una instalación de fibra, debe definirse qué tipo de fuente de luz debe utilizarse para certificar los enlaces de fibra óptica.
Monomodo vs multimodo
Los equipos de red gigabit con interfaces de fibra monomodo utilizan fuentes de luz láser de Fabry-Perot (FP). Los lasers FP usados en la LAN emiten en longitudes de onda de 1,310 o 1,550 nanometros (nm). Es así que debe utilizarse una fuente láser similar para medir las pérdidas de la fibra monomodo.
La explicación es sencilla: en la medida en que la fuente de luz usada para medir las pérdidas del enlace se acopla con las características de la fuente de luz del equipo activo, la medición de las pérdidas se aproxima a las pérdidas reales de la señal de la red.
Las cosas se complican en el caso de la fibra multimodo, pues los equipos activos pueden usar fuentes láser si transmiten en gigabit (o mayor) o LED si transmiten a 10/100Mbps.
La fuente láser para fibras multimodo es del tipo VCSEL (Vertical Cavity Surface Emitting Laser). Una fuente de este tipo emite longitudes de onda de 850nm; es capaz de muy altas tasas de transmisión y es considerablemente más barata que un láser FP.
Diferencias de propagación
Aún más: un LED y un VCSEL de 850nm emiten luz con patrones distintos: el LED emite luz en forma uniforme sobre la cara entera del núcleo de la fibra, mientras que la fuente VCSEL emite un haz más estrecho, el cual brilla en el centro de la fibra, pero rápidamente se separa del mismo.
Por estas diferentes condiciones de propagación es que se obtienen diferencias en las mediciones de las pérdidas del enlace. Dicho de otra forma, en el mismo enlace, las pérdidas medidas con un LED son más grandes que las obtenidas con VCSEL.
Por ejemplo, en un enlace de 200 metros de fibra multimodo de 62.5μm (micras) la diferencia en la medición de pérdidas de LED comparada con VCSEL fue de 0.20dB a 850nm, lo que podría ser suficiente para certificar o rechazar una instalación.
A pesar de lo cual, por esta misma razón es que en los enlaces de fibra multimodo se prefiere hacer las mediciones de pérdidas con fuentes LED, pues arrojaría resultados muy cercanos a las peores condiciones.
El conferencista mostró un método de medición de 3 jumpers que ofrece una aproximación más efectiva a las condiciones reales de transmisión en la fibra; mencionó asimismo las normas descritas por los estándares TIA e ISO para certificar enlaces de fibra tanto para el horizontal como para el vertical.
El valor del GSIC
Al final de la conferencia, eSemanal entrevistó a Isaac Hernández, gerente de producto de Fluke Networks en Mexel-Dominion, y quien compartió que el GSIC de Panduit destaca siempre por el intercambio de información que se da y sobre todo porque está muy enfocado a las aplicaciones prácticas, “es una de las características que resaltaría de este evento. En estos tiempos donde existe una gran cantidad de actividades de promoción, de información y de educación, es difícil destacar, pero se logra por todo el intercambio y la interacción en aplicaciones prácticas. Interactuar y participar es muy útil, como se demostró en la conferencia y los talleres que se efectuaron”, expuso en directivo.
Hernández agregó que el énfasis de la medición, está muy enfocado en verificar la satisfacción, en prácticamente todos los componentes de la redes, con los dispositivos de Fluke Networks la confiabilidad aumenta cada vez más, de tal modo que las redes funcionan en forma óptima.
El poder verificar todo el sistema integral para que las aplicaciones funcionen en forma adecuada es algo muy necesario y en lo que Fluke Networks ha puesto mucho empeño y valor, en asegurar que la aplicación de extremo a extremo funcione en la red.
Acerca de las demostraciones en vivo que se hicieron con los integradores, el directivo recordó que el tema de la conferencia fue asegurar los enlaces de 10 Gigabits, y en ese campo todavía existen muchas preguntas y dudas acerca de la mejor manera de manipular la fibra óptica y hacer mediciones sobre ella.
“A diferencia de las instalaciones de cobre, todavía los integradores tienen dudas y recibimos muchas preguntas sobre como manipular, probar y asegurar el óptimo funcionamiento”, manifestó.
Fluke se enfocó en cubrir ese tema que resultó de interés, según la retroalimentación que recibieron en el foro.
El futuro de las mediciones
Hernández adelantó que la empresa de metrología ha desarrollado mediciones y pruebas para redes inalámbricas. Asimismo vendrán nuevos productos centrados en las pruebas de aplicaciones, “es decir equipos de prueba que no únicamente midan la transmisión, sino que midan el desempeño y permitan asegurar el funcionamiento de las aplicaciones. El reto está ahora en asegurar el funcionamiento de la aplicación”, concluyó el entrevistado.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap