domingo, agosto 18

“Mercado chico, infierno grande”

0
Compartir nota

Es un nicho que no acaba de germinar. La oferta es diversa y amplia, lo malo es que la demanda no es suficiente. Se trata del mercado de UPS, un nicho compuesto por un universo de fabricantes mexicanos y transnacionales, sin olvidar a las compañías orientales que ya son un auténtico dolor de cabeza para el sector.

En la mayor parte de los casos, los fabricantes cuentan con productos para todas las necesidades: usuario final, PyME, corporativo e incluso operadores de telecomunicaciones. La diferencias en los precios son mínimas, pero es en el aspecto calidad el lugar en que se marcan las distancias entre los grandes y aquellos que quieren dejar de ser pequeños.
Pero al existir una oferta tan rica, muchos fabricantes optaron por bajar sus índices de calidad. Prefieren competir por el precio y generalmente, terminar por ensamblar sus equipos en Asia para reducir sus costos de producción; es decir, la caja dice que es una marca equis, pero la realidad es que los componentes son “Made in Asia”.
Y esta actividad no la desarrollan sólo los pequeños fabricantes; hay varios casos de “gigantes” mexicanos que han apostado sus recursos por dicha iniciativa, sin prever que a la larga esta medida puede propiciar dolorosos resultados.
El mercado no perdona, en este contexto hay varios ejemplos de grandes fabricantes que llegaron a México con productos baratos, acapararon las primeras planes y estuvieron presentes en el canal y retail, pero después de un tiempo el usuario se dio cuenta de la realidad: “Lo barato sale caro”. Por ende, dichas compañías salieron del mercado.
Son tiempos difíciles y esta industria, como muchas otras, no crece. No obstante, la peor estrategia de venta es dar gato por liebre.
Conocemos ejemplos de éxito de compañías que cuentan con gran participación en el sector gubernamental, gracias a sus opciones de calidad. Otros acaparan el retail, mientras que el canal tradicional tiene sus respectivos consentidos.
Finalmente, en un mercado chico el infierno puede ser grande, y más si se cambian los valores tecnológicos, en pos de vender a costa de lo que sea. Sólo hay que ver a los ganadores actuales, ellos siempre han mantenido la actitud correcta y obtienen resultados satisfactorios.
Simplemente es cuestión revisar a fondo esta historia y ver quiénes son los que siempre han tenido la sartén por el mango.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply