domingo, agosto 18

Consejos prácticos para vivir II

0
Compartir nota

En una semana donde los gigantes del CRM se siguen echando tierra y, de paso, empobreciendo a dicho segmento, es necesario tomar varias consideraciones por lo que pueda suceder en el futuro.

Es claro que en varios segmentos de mercado ya no caben tantos fabricantes, ni mayoristas, ni mucho menos resellers. Aquí podemos retomar la “Ley del Amontonamiento” que en otra ocasión mencioné en este espacio: donde llega uno, llegan todos. Los ejemplos se encuentran en cualquier ámbito de la vida tecnológica de este país: conquista de regiones, mercados nuevos que se saturan inmediatamente, las minas de oro de antaño (mundo puntocom) y más promesas que en el terreno de los hechos se quedaron sólo en eso.
No obstante, los visionarios de esta industria hablan mucho sobre las Leyes de Ruptura; es decir, ver donde otros ignoran (fenómenos PDA, laptops), mientras que otros mayoristas están convencidos de que la realidad consiste en segmentar la oferta en nichos específicos de mercado. Y cada uno por su cuenta construye un nuevo paradigma en pos de incrementar las ventas, subsistir o de plano no morir.
Ante todo este mar de información, el distribuidor seguramente se inconformará y optará por continuar con el modelo de negocio que hasta el momento le ha permitido ganar dinero, subsistir o no morir.
Otros resellers asistirán continuamente a seminarios, roadshows, convenciones y capacitaciones con el fin de asimilar las tecnologías en boga con sus consabidos modelos comerciales. Todo ello llevará implícito un valor agregado, cuyo contenido se define en elementos básicos de marketing, material demo y aparentes buenos márgenes de utilidad. Y de nueva cuenta todo sea por ganar dinero, subsistir o de plano no morir.
Por lo tanto, un contingente de resellers se casará con una marca y con un mayorista específico, pero si vive en el DF probablemente tomará la opción: “vivir por y para el precio es lo más sano en estos tiempos de franca hostilidad financiera”.
Enseguida hablarán los mayoristas y dirán “nada de canibalizar el mercado”, pero inmediatamente después abrirán su cartera a los detallistas, con el fin de ganar más dinero, subsistir…
Queda claro que los consejos prácticos para vivir en esta industria tampoco parten de ascender en la escala social, aunque nunca está de más echar mano a las relaciones públicas, que para bien o para mal rigen un mundo lleno de frivolidades. Lo importante en cualquier caso es llegar al punto extremo de retomar aquello que francamente es productivo y además divertido.
Lo último es determinar que lo productivo implica algo más que ganar dinero: quizás este punto defina a la piedra angular para subsistir…

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply