Mujeres en la industria TIC, talento y profesionalismo

• Desde finales del siglo pasado, miles de mujeres han tenido presencia dentro de la industria de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC), algunas incluso, han ocupado puestos de dirección general en una empresa; sin embargo, todavía no puede presumirse una equidad de género, ya que algunas señalan desventajas que enfrentan para desempeñarse profesionalmente.

En México, las mujeres representan el 40% de la fuerza laboral, generando ganancias por  más de 26 mil millones de pesos diarios, de acuerdo con el Centro de Investigación de la Mujer en Alta Dirección (CIMAD); dentro de la industria TIC tienen el 17% de presencia; es decir, menos de una quinta parte.

Anunciante

Consultamos a algunas mujeres que forman parte de la industria para conocer sus puntos de vista, los principales retos a los que se han enfrentado y las recomendaciones que dan a quienes recién se integran al mundo de la tecnología.

Laura Núñez, Gerente de Canales de Distribución en Tripp Lite.

Ingeniera industrial de profesión, llegó a la industria de TI por medio de una oportunidad en Acer; después colaboró en Okidata y posteriormente en Tripp Lite. Ahora tiene una trayectoria de más de 20 años y se dice feliz, divertida y continúa aprendiendo.

Compartió que en su camino por el mundo de la tecnología ha tenido la fortuna de tener compañeros que “lejos de minimizar o hacer a un lado a una mujer, la impulsan”; aunque ser líder en este ecosistema trae consigo retos como estar preparada, actualizarse, ser tolerante, constante, escuchar las opiniones del entorno y las necesidades que se tienen.

“Estamos hablando de una industria que necesita soluciones, por lo cual la disciplina, tu entrenamiento, tu constante capacitación, tu tolerancia y sobretodo el amor y el gusto que le tengas a esta industria, te hacen salir adelante”, dijo. Agregó que resulta sencillo escalar en el mundo de la tecnología y sugirió que, en cuanto a la relación entre mujeres, “nunca te metas el pie, no somos rivales, somos compañeras. Dejemos de vernos como competencia, seamos aliadas”.

Para Núñez su familia es lo más importante, siempre busca dedicarles tiempo de calidad. Aunque no tiene hijos, opinó que ello no implica sacrificar la parte profesional y que se puede lograr un equilibrio.

Norma Hernández, Directora General de Nasbel.

Estudió relaciones industriales y desde hace 25 años llegó a la industria TIC. Forjó experiencia en el área de ventas y en la operación de compra con mayoristas y fabricantes; posteriormente creó su propia empresa: Nasbel, la cual cumplirá en mayo, seis años.

“Cuando uno es mujer, como que la gente no cree mucho en ti; el mercado está más abierto para los hombres, y como mujer empresaria está un poco más complicado”, añadió que para sobrellevar la situación, se debe ser perseverante, muy honesta y cumplir con los clientes.

Hernández ha notado que la mujer se ha abierto más camino y ha ido escalando poco a poco, desde dar una presentación de productos o llevar a cabo una negociación, actividades que antes no eran comunes para ellas.

La directora es soltera, no tiene hijos; disfruta mantener su salud realizando actividades físicas, dedica tiempo a su familia y amigas, por lo cual mencionó que “hay espacio para todo”. Recomendó establecer objetivos, no claudicar y no tener miedo.

 

Shaula Mendoza, Coordinadora de Comunicación, Relaciones Públicas e Imagen para Team.

Licenciada en Relaciones Públicas de profesión, tiene un diplomado en Gestión de Eventos y está certificada en inbound marketing. Actualmente cursa el diplomado en Comunicación Digital y Social Media; además de contar con diferentes cursos en LinkedIn Learning.

Este año cumplirá seis años en la industria; uno de los retos más importantes que tuvo al inicio fue su edad y género, al ser una industria liderada por hombres, y ella al ser joven, era complicado que consideraran sus propuestas, pero comenzó a especializarse, a trabajar en equipo y a relacionarse más.

Opinó que las mujeres que han liderado puestos directivos y gerencias han abierto caminos para las nuevas generaciones y ella, por fortuna, ha tenido tutores, como Haydée Arambula, gerente de marketing que la inspira, y Miguel Ruiz, CEO en la compañía, quienes le han dado su confianza y atención a sus puntos de vista.

Para Mendoza, la dedicación, el aprendizaje, la constancia, especialización y pasión por el trabajo, llevan a las personas a destacar en cualquier industria. Además de tener un desarrollo personal, para contar con habilidades como inteligencia emocional, creatividad, pensamiento crítico, juicio, toma de decisiones, comunicación digital y sustentabilidad, mismas que no pueden sustituirse por una máquina.

Sandra Mendoza, Gerente de Marketing para Intcomex.

Estudió administración de empresas y cuenta con una maestría en marketing, publicidad y dirección comercial. Mendoza comenzó en la industria TIC hace más de 15 años como becaria en el área de investigación de mercados en IBM.

Comentó que la mayor participación en la Industria la tienen los hombres y ella encontró estigmas al ser mujer, “no te toman en cuenta, o hay marcas que, aunque no vayan enfocadas al machismo, las personas que la llevan se enfocan en ello”, dijo; sin embargo, se valió de su madurez y su perspectiva de vida para demostrar que: “el marketing es la ciencia que te lleva a estudiar el mercado y hacer que tu producto pueda venderse; es una herramienta más que no tiene género o persona”.

Soltera y sin hijos, disfruta de la fotografía, la meditación y participar en asociaciones benéficas; también encuentra tiempo para reunirse con su familia y amigos, ya que considera importante dividir tales aspectos en la vida y encontrar una sincronización. Mendoza opinó que aunque a muchas mujeres se les enseñó que el sueño perfecto era casarse, tener hijos, y que el trabajo pasaba a segundo término, ser madre y profesionista al mismo tiempo no está peleado, pero depende de las metas y la visión de cada persona.

“El canal se ha abierto mucho, hay más mujeres, está en uno poder llegar a puestos directivos, simplemente con constancia, pasión y saber trabajar en equipo se pueden derribar muchas fronteras”, finalizó.

Según el estudio del Esade Gender Monitor Latinoamérica 2019, en el que se consultó a 800 directivas de compañías en Chile, Colombia, México y Perú, en América Latina sólo el 4.2% de las organizaciones son lideradas por mujeres y únicamente el 8.5% de los comités de dirección cuenta con presencia femenina.

Además, se dio a conocer que el 70% de las directivas de América Latina creen que sus empresas dan trato de favor a sus colegas hombres al momento de un ascenso y el 25% de las ejecutivas que no tienen hijos aseguran no ser madres porque la maternidad supone un freno en su carrera profesional.

Sin embargo, las mujeres consultadas por eSemanal coinciden en que se puede tener ambas partes, si así se desea, la maternidad y lo profesional, pero resulta de gran ayuda que la empresa para la que se trabaje ofrezca cierta flexibilidad y contar con una red de soporte o personas de apoyo dentro del círculo familiar.

Mariel Andrade, Colaboradora de Comunicación Corporativa en una empresa automotriz.

Egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación, comenzó su trayectoria profesional al ser becaria en una agencia de relaciones públicas, donde uno de los clientes era la empresa SAP, posteriormente se integró al área de comunicación corporativa de la compañía y después colaboró en Schneider Electric.

Andrade recuerda su paso por la industria TIC como un proceso formativo de alto rendimiento, ya que se acostumbró a un ritmo de trabajo muy alto, puesto que existen actualizaciones cada tres meses, se deben conocer las nuevas plataformas, discursos y entender distintas industrias con un acercamiento de una misma solución.

Encontró en el ecosistema de la industria a “muchas mujeres extraordinarias que han sido y seguirán siendo una referencia en cómo veo o defino mi carrera profesional”, mencionó algunos nombres y dijo que la constante fue que levantaron la mano.

“He notado un nivel distinto de empoderamiento en las mujeres de la industria respecto a otras; son un referente de comportamiento, marcan un ritmo muy interesante”, comentó Andrade.

Mariel es soltera e imparte un módulo en el diplomado de Relaciones Públicas en la Universidad La Salle. “No nos damos cuenta de lo capaces que somos hasta que lo hacemos; si llega un proyecto importante a tus manos, acéptalo, si llega algo que te haga dudar, acéptalo, y te vas a sorprender de los resultados que tú misma puedes dar”, aseguró.

Elizabeth Villagómez, Directora de Mercadotecnia en Grupo CVA.

Licenciada en mercadotecnia, también cuenta con una maestría en dirección de marketing; pronto cumplirá seis años dentro de la industria TIC, a la cual llegó “por casualidad” al trabajar para el mayorista, le gustó la industria y el trabajo, por lo cual decidió quedarse.

Villagómez dijo que en la mayoría de los canales y los clientes  hay hombres en cargos directivos, pero que cada vez observa a más mujeres participando, lo cual le da mucho gusto.

Agregó que se debe aprender a manejar bien el tiempo; en su caso, su posición le exige responsabilidad, salir de la ciudad frecuentemente, por lo que tener a una pareja que entienda su trabajo, la respete y la apoye, ha sido de suma importancia para ella, al igual que su familia, quien comprende si a algún evento familiar no puede asistir.

La ejecutiva considera que es importante dedicar tiempo a la salud, a la distracción, al gimnasio, a alimentarse bien para poder rendir bien en el trabajo; además de tener pasión por lo que se hace, buscar el consejo de otras personas, networking y seguirse preparando.

“Esta industria es muy noble, porque en cuestión de crecimiento se da muy fácil, siempre se están demandando productos de tecnología. Sigamos acaparando más espacios en las diferentes industrias”, finalizó.

El 30% de los estudiantes de carreras afines a las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, son mujeres, según el Centro de Investigación de la Mujer en Alta Dirección (CIMAD).

Pilar Sevilla, Comunicación en Cisco México.

Comunicóloga especializada en tecnologías de comunicación, se ha desarrollado en el área de relaciones públicas dentro de la industria TIC; además, Sevilla impartía clases en el Tecnológico de Monterrey.

Formar parte de la industria le ha resultado natural, aunque “siempre se ha visto como que la ingeniería no es una carrera de niñas, lo que se vuelve cierto porque hay pocas mujeres estudiando ingenierías, o en general carreras de ciencia, tecnología, matemáticas… mucho por el estigma de que son carreras que no son de mujeres”, dijo.

A pesar de ello, Sevilla ha visto a más mujeres participando: “Deben conocer qué carreras existen; no sé si es por desconocimiento, por tradición o qué hace que sólo se enfoquen en una sola área y no volteen a ver otras”.

La directiva mencionó haber tenido la fortuna de laborar en lugares donde existe igualdad y no interviene el hecho de ser mujer o no en el trato y el trabajo. Considera que la cifra baja de participación se debe más bien a que la mujer no se ha acercado mucho a la industria.

Explicó que en Cisco trabajan para promover tal participación de la mujer, por ejemplo, el año pasado invitaron a niñas de secundaria para acercarse a la tecnología con actividades como armar un robot o jugar a programar. 

Sevilla también dedica su tiempo a practicar patinaje de figura en hielo, dijo que cuenta con un gran balance para poder seguir haciéndolo, pero que éste depende de la industria y la empresa para la que se trabaje. “Nunca se deja de aprender, se deben seguir buscando las oportunidades y quitarse la idea de que por ser mujer no se puede lograr”, afirmó.

Esther Riveroll, fundadora y CEO de Alldatum Business.

Estudió matemáticas aplicadas y comenzó a laborar en IBM, refirió que hace algunos años era más complicado, ya que muchos procesos se hacían por la noche y su horario era de 12 horas seguidas por 12 de descanso.

Riveroll comentó que el trabajo al inicio de su trayectoria consistía en llevar a cabo procesos de instalación, y muchos de ellos se hacían en las noches, por lo que tuvo que planear mejor sus horarios para llevar a cabo otras actividades. La directiva compartió que en la actualidad existen mayores oportunidades para las mujeres, aunque resulta necesario contar con un soporte, redes de apoyo, como la familia para lograrlo.

Anteriormente ella tuvo que elegir entre crecer profesionalmente y con sus hijos; sin embargo, dijo que esa situación ha cambiado, ahora resulta más flexible y sencillo realizar otras actividades a la par del trabajo.

Lourdes Baeza, Marketing Manager para Logitech México.

Es licenciada en administración de empresas, con diplomado en mercadotecnia, maestrías en marketing internacional y otra para especializarse en el terreno digital, ya que considera fundamental estar actualizada.

Tiene 20 años dentro de la Industria TIC, ha trabajado para Ingram Micro, Polycom y Kaspersky. Mencionó que desde su comienzo, ha sido un mundo dominado por el género masculino; “cuando las mujeres empezamos a tomar un poco más de fuerza, sí te enfrentas con cierto tipo de discriminación como el no tomar algunos puestos o responsabilidades”, dijo.

Sin embargo, la fuerza, energía y ganas de aportar hicieron de lado tal discriminación y poco a poco generó confianza con sus directivos, así comenzó a crear igualdad y a hacer notar las cosas interesantes que ella también podía aportar.

La ejecutiva es soltera, junto a su novio planean no tener hijos ya que ambos se encuentran enfocados en sus respectivas carreras, disfrutan viajar y conocer el mundo, pero admira a las mujeres que logran realizar ambos aspectos y opina que todo se puede gracias a la organización y a establecer límites.

Baeza recomendó a las mujeres que recién se integran a la industria alzar siempre la voz, preguntar, no tener miedo de expresar sus dudas, estudiar, actualizarse, y hacer una red de contactos sólida; además, las invitó a ser solidarias con sus contactos dentro y fuera de la empresa.

Olivia Castañón, Directora de Cuentas de Tecnología en Porter Novelli.

Estudió matemáticas aplicadas y computación, su primer empleo dentro de la industria TIC fue para el mayorista Merisel, donde conoció el mundo de la cadena de valor, con canales de distribución y partners.

Castañón también laboró en empresas como Microsoft y Novell antes de comenzar con la agencia de relaciones públicas Porter Novelli, antes llamada Martec, especializada en comunicación para empresas de tecnología.

La directora dijo que en este mundo ha conocido a personas muy valiosas y existe el reto de actualizarse diario; sin embargo, aún queda mucho por hacer en cuanto a la participación de la mujer. De ellas resaltó la capacidad de empatía, sensibilidad y actitud conciliadora, aspectos que benefician en los negocios.

Agregó que es importante sensibilizar y alentar a las empresas a que hagan un análisis introspectivo y se vuelvan más inclusivos, pues así tendrían mayor diversidad de opiniones y su visión y decisiones se enriquecerían.

Marcela Núñez, Directora Regional Sur para Tripp Lite

Estudió mercadotecnia, laboró en Aspel y ahora en Tripp Lite, tiene ya 12 años de experiencia en el medio. “Es una industria que, aunque avanza en la presencia de mujeres, sigue existiendo un ecosistema con más de la mitad de hombres”, dijo.

Opinó que tal desbalance se debe a cuestiones culturales y de estereotipos, con las cuales pareciera que la mujer no está hecha para el mundo tecnológico, por lo cual se debe hacer una modificación de patrones. Dijo que algunas deben hacer un doble esfuerzo para ingresar y permanecer en la industria, puesto que algunos las juzgan de no saber, lo que resulta la primera barrera a vencer.

La directora es divorciada y tiene dos hijos, uno de 18 años y otro de 14; aunque suele involucrar a su familia en el trabajo, considera que nunca se logra un equilibrio entre lo laboral y familiar, “es una lucha que nunca acaba”. 

“Se debe cambiar la mentalidad, luchar contra nosotras mismas y nuestros propios estereotipos, tenemos las mismas capacidades; no traten de pelear, no tenemos que demostrar que estamos por arriba, debemos acercar la igualdad. Estamos en un momento en el país donde debemos reinventar muchas cosas”, recomendó.

De acuerdo con el Índice Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial, al mundo le restan 99 años para cerrar la brecha de género de mantenerse el ritmo actual en las políticas de igualdad de gobiernos y naciones.

Además, según un estudio elaborado por la red social profesional LinkedIn en abril del 2019, 4 de cada 10 mujeres en el país logran ocupar un puesto directivo, y sólo el 17% ocupan un puesto de CEO; es una posición liderada por hombres con un 83%.

Promover la participación femenina en el comercio internacional traería grandes beneficios a la economía y el comercio según Drip Capital México.

Aunado a lo anterior, y de acuerdo con el estudio Open For Business: Strengthening The Economic Case, publicado en 2018 en el Foro Económico de Davos, las empresas que son inclusivas tienen grandes ventajas competitivas a nivel local y mundial porque ofrecen ambientes laborales innovadores, equitativos, respetuosos y colaborativos, lo que fomenta la libre comunicación entre los equipos de trabajo y ello genera mejores resultados.

La inclusión trae consigo un amplio espectro de opiniones e ideas que brindan frescura a todas las áreas de negocio, pues se incrementa el pensamiento innovador y se genera una visión más amplia y empática para anticipar las necesidades de los clientes y el mercado. Para el exterior también se crea un impacto positivo en los consumidores, usuarios y sociedad en general.

 

Share via
Copy link
Powered by Social Snap