martes, diciembre 18

El 80% de los trabajadores a nivel mundial cree que la tecnología no podrá remplazar su puesto

0
Compartir nota

Los trabajadores siguen siendo optimistas de cara al futuro. Así concluye Our status with tech at work: It’s Complicated, la encuesta global de PwC que analiza el impacto de la tecnología en el entorno laboral. Según los resultados globales, el 80% de los trabajadores cree que la tecnología no podrá remplazar su puesto de trabajo. Un 56% no cree que esta aleje el contacto humano en el ámbito laboral, aunque muchos usuarios sí prefieren que algunas tareas rutinarias sean digitalizadas, siempre y cuando les permita enfocarse en actividades más importantes.

En México, el 88% de los trabajadores piensa que la tecnología trabaja en su favor y le apoya en sus labores, además de aportar otras ventajas: facilita el estar mejor informado –para un 72%-, permite estar al día en cuanto a los últimos avances técnicos (85%) y ayuda a sentirse más empoderado (63%).

A pesar de estas opiniones, en el país, el 45% de los miembros de la fuerza laboral admite que usa la tecnología “porque tiene que hacerlo”, frente a un 55% que lo desea. En este sentido, la firma destacó que en México, el 37% de los encuestados prefiere la interacción uno a uno con sus compañeros (45% a nivel mundial).

Formación y recursos tecnológicos

En nuestro país, sólo la mitad del personal y el 64% de los supervisores están satisfechos con los recursos que cuentan para aprender a manejar las nuevas tecnologías, e incluso, están dispuestos a invertir hasta 30 horas al mes en mejorar sus habilidades digitales. No obstante, esta formación debe ser vista como un proceso continuo. Según cifras del Foro Económico Mundial (FEM), el 54% de los empleados necesitará capacitarse intensivamente, mientras que un 35% requerirá de al menos seis meses para desarrollar nuevas destrezas.

Moisés Pérez Peñaloza, socio líder de Workforce of the Future en PwC México, señala al respecto: “La fuerza laboral desea aplicar las nuevas tecnologías en su día a día y reconoce su aportación en términos de calidad. No obstante, existe una brecha importante entre tomadores de decisiones y empleados sobre la elección de dichas herramientas. Es decir, ambas partes deben definir un punto medio entre las necesidades reales y la toma de decisiones sobre un tema que es imperativo en este momento”.

“Asimismo, otro punto clave a atacar es la necesidad de dotar a la formación de un carácter continuo, ya que el avance tecnológico hace obsoletas rápidamente técnicas, aplicaciones o soluciones de forma muy rápida”, afirmó el especialista y asegura que “es responsabilidad de los altos cargos en encontrar el modo de integrar el desarrollo de las nuevas habilidades en las labores diarias para precisamente generar esa mentalidad de aprendizaje ininterrumpido”.

El 90% de los encuestados mexicanos está dispuesto a usarla si su aplicación le facilita el trabajo diario, aunque sólo el 24% considera que tiene el control total sobre la tecnología que debe usar en su trabajo.

Avances técnicos y destrucción de empleos, ¿mito o realidad?

En un entorno cada vez más conectado y tecnológico, los riesgos también son también mayores, lo que hace del manejo y la custodia de datos una tarea seria. Según PwC, en México el 78.6% de las organizaciones declaró haber detectado al menos un incidente en los últimos 12 meses. A nivel global, la tasa fue del 72.2%. En ambos ámbitos, el 44% respondió no tener una estrategia de seguridad de la información.

Eficiencia y mejora de relaciones laborales

Prácticamente, el total de los encuestados mexicanos considera que el uso de la tecnología simplifica su trabajo y lo hace más interesante. A nivel global, el 86% de las compañías considera que los avances facilitan la colaboración con terceros, y en un 84% de los casos, también con sus compañeros.

Por otro lado, la mayoría de los trabajadores del país reconoce que la tecnología que usa en su día a día le ayuda a sentirse más comprometido (92%), eficiente (96%) o enfocado (91%). A nivel global, los principales motivos para el uso de los avances son: el estatus, promociones u otro tipo de reconocimiento (37%), la curiosidad, eficiencia y el trabajo en equipo (34%) o los logros personales (29%).

contactame@esemanal.mx

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.