martes, diciembre 18

La industria automotriz está al borde de una revolución: PwC

0
Compartir nota

De acuerdo con un estudio realizado por la consultora Strategy& de PwC, se estima que para el año 2030, la movilidad compartida y la automatización serán impulsoras de una revolución en la fuerza de trabajo y producción del sector automotriz,

El reporte Transforming vehicle production: How shared mobility and automation will revolutionize the auto industry by 2030, predice cambios para fabricantes y consumidores. La producción de automóviles se dividirá entre el mercado masivo, “vehículos en renta” aquellos que se alquilan por viaje, y los personalizados, para aquellos que aún desean conducir o ser llevados en su propio vehículo.

La firma considera que esto requerirá que los fabricantes de equipos originales (OEMs), desarrollen dos tipos de fábricas. Las primeras se centrarán en los vehículos estandarizados y conectados a la red “plug and play” (PnP), destinados a conductores jóvenes y/o urbanos. El resto se concentrarán en los denominados “flex champion”, autos personalizados para una gama de consumidores pertenecientes al mercado del lujo.

El estudio considera que este cambio alterará la fuerza de trabajo actual, a medida que los robots asuman una mayor parte del trabajo, tanto en las líneas de ensamblaje como en la función de investigación y desarrollo (I+D). Se estima que entre el 40% y el 60% de los trabajadores actuales con habilidades modernas, serán necesarios en el taller, mientras que el número de ingenieros expertos en data y de software requeridos en planta, podría aumentar hasta un 90%.

“La industria automotriz no ha alterado significativamente su modelo desde que las líneas de montaje de Ford se introdujeron hace más de un siglo”, comentó Heiko Weber, socio de PwC Strategy& Alemania. “Sin embargo, esperamos que muchos de estos cambios marquen el ritmo en 2021”.

Agregó que los fabricantes de OEM deben comenzar ahora a construir la fuerza de trabajo que necesitarán durante la próxima década, tanto contratando a personas con nuevas habilidades, como reteniendo y capacitando a sus empleados actuales. “Para 2030, la cantidad de ingenieros de datos se duplicará para los modelos ‘flex champion’ y aumentará en un 80% en los vehículos “plug-and-play”. Asimismo, aumentará un 90% y un 75% la demanda de ingenieros de software, respectivamente”, aseguró Weber.

El estudio también señala que el ritmo de esta transformación se acelerará también en otras áreas, ya que se reducirá a dos años el tiempo de desarrollo de nuevos productos (I+D) y su implementación en la producción, en comparación con los 3-5 años actuales. También habrá una creciente competencia entre los OEM de empresas de tecnología, quienes podrán brindar soluciones de movilidad directamente a los consumidores.

Al mismo tiempo, existirá una presión progresiva sobre los fabricantes para crear procesos de producción mucho más eficientes, adaptándose a una gama, cada vez más diversa, de vehículos y diseños.

“La industria automotriz está al borde de una revolución en la que la gestión de datos y la capacidad de adaptación serán esenciales para la supervivencia”, dice Weber. “Los fabricantes de equipos originales deben actuar ahora, tomando las decisiones correctas para sus modelos de producción y mano de obra futura”, puntualizó el directivo.

contactame@esemanal.mx

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.