domingo, noviembre 18

Los obstáculos de la transformación digital

0
Compartir nota

Por Abelardo Lara, gerente de Veeam en México:

Las empresas que han comenzado a preparar su transformación saben que se trata de una tarea compleja. IDC puntualiza que en el caso de México, los retos que impiden el salto son: falta o disminución de presupuesto (55%), obsolescencia tecnológica (33%), incapacidad para desarrollar un retorno de inversión a partir de la transformación digital (31%), falta de capacidades en el equipo (25%), y carencia de compromiso ejecutivo (20%). Además, la transición requiere de parte de las organizaciones un cambio de mentalidad, la aplicación de nuevas políticas y procedimientos enfocados en mejores prácticas y el uso de tecnologías que han probado habilitar la digitalización de los negocios, como la virtualización y la nube, mismas que traen consigo desafíos adicionales para las empresas.

Dadas las condiciones que las áreas de negocio exigen a los departamentos de TI, éstos requieren hacer un esfuerzo mayor para, por un lado, impulsar la eficiencia y optimizar el rendimiento manteniendo la seguridad y confiabilidad al implementar entornos heterogéneos e híbridos, y por otro, garantizar a los usuarios una conexión con datos, aplicaciones e infraestructura permanentemente activa, aun ante las crecientes amenazas y la posibilidad siempre latente de fallas humanas y eventualidades.

El panorama aún es reservado. De acuerdo con el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam, si bien siete de cada diez organizaciones a nivel mundial consideran que la disponibilidad de datos y aplicaciones es crítica o muy importante para la ejecución de sus iniciativas de transformación digital, en el 66% de los casos tales iniciativas aún se están viendo inhibidas por una disponibilidad insuficiente o bien a causa de tiempos de inactividad no planificados. En el caso de México, el porcentaje es todavía mayor: 73%.

Si esto está ocurriendo es porque las empresas arrastran brechas de disponibilidad (es decir, que existe una diferencia entre los niveles de servicio que las unidades de negocio están esperando y la capacidad real que tiene el área de TI para entregarlo) y brechas de protección (donde la tolerancia de la organización en cuanto a pérdida de datos es rebasada por la falta de habilidad de los departamentos de TI a protegerlos con la frecuencia suficiente), mismas que generan un costo financiero directo de $21.8 millones de dólares en promedio, según indica el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam.

¿Qué hacer para sortear los obstáculos de la transformación digital? Lo primero es admitir que se tienen estas brechas y cuantificar la magnitud del problema, lo que se logra evaluando los alcances de los acuerdos de niveles de servicio (SLA, por sus siglas en inglés) de las unidades de negocio con respecto a los mecanismos de protección y capacidad de recuperación con que cuenta el área de TI. Asimismo, es importante realizar un análisis para conocer el impacto económico y de imagen que estas brechas están generando.

Abelardo Lara

Lo siguiente es tener presente que la disponibilidad y protección total son verdaderamente alcanzables, siempre y cuando las empresas logren abandonar los enfoques tradicionales y adopten una estrategia de TI basada en tecnologías innovadoras sobre la base de la virtualización y la nube, que permitan un sistema de protección y recuperación eficiente, confiable, flexible y ágil, elementos clave para el éxito de los negocios en esta era, enmarcada por una operación y entrega de servicios siempre activa.

 

contactame@esemanal.mx

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.