Híper-convergencia: llave maestra de los negocios de transformación digital de canales e integradores

Compartir nota

Por Sara Wilson, directora de Canales de Veeam Software para Latinoamérica:

Las organizaciones de todos los giros y tamaños están enfocadas en evolucionar hacia la digitalización, pues esto es vital para su permanencia y desempeño futuros. La estrategia pone una gran presión en los equipos de TI, cuya misión es cumplir la promesa de la empresa permanentemente activa (always-on enterprise) basada en la alta disponibilidad, lo cual representa una enorme oportunidad de negocio para canales e integradores.

Los centros de datos empresariales sostienen una complejidad constante. Ya adoptaron la virtualización y la nube, pero también mantienen aplicaciones y datos que, por cuestiones prácticas y el cumplimiento a regulaciones, siempre necesitarán permanecer localmente (on-premise), de forma que los profesionales de TI deben administrar contratos, acuerdos de niveles de servicio, capacidades y rendimientos de distintos proveedores.

En este escenario, el enfoque que presenta la infraestructura híper-convergente marca la diferencia. Como servidores, almacenamiento, redes, virtualización, etcétera, están integrados y se gestionan desde una plataforma unificada soportada por un solo fabricante, se facilita el aprovechamiento de recursos. No por nada, Gartner estima que 20% de las aplicaciones de misión crítica desplegadas actualmente en las redes empresariales se moverán a sistemas híperconvergentes hacia el año 2020.

La híper- convergencia acelera el negocio de los canales e integradores al facilitarles cumplir con las metas de brindar mayor consistencia al centro de datos, optimizar la labor de TI y mejorar la capacidad de recuperación de sus clientes empresariales, haciendo que su tiempo de inactividad se reduzca y que sus aplicaciones y datos prioritarios estén más disponibles. El que los integradores tengan este formato presente puede traerles más negocios, además de llevar a sus clientes por el camino correcto.

De acuerdo con el Reporte de Disponibilidad 2017 de Veeam, actualmente las organizaciones en México registran caídas que van de 15 minutos a una hora, en promedio. Para 38% de ellos, uno de cada 10 servidores de producción en su organización sufre una o más interrupciones imprevistas anualmente, e independientemente de éstas, el 67% presentan inactividad no planeada de sus aplicaciones hasta 10 veces en un año, a causa de fallas de TI, fuerzas externas u otros factores.

Lo que es peor: dicho informe también señala que, a causa de la falta de disponibilidad y la pérdida de datos, 77% de las compañías ven perdida la confianza de sus clientes, 47% sufren daños a la integridad de su marca, 40% pierden la confianza de sus empleados y 37% deben reducir sus precios de venta. Ante tales cifras, la híper-convergencia que los canales puedan proporcionar se convierte en una piedra angular para sus clientes, pues con ella no sólo minimizan la sobrecarga de TI al contar con una administración centralizada sino que, además, simplifican el aprovisionamiento, reducen la necesidad de conocimientos técnicos y refuerzan la escalabilidad según las necesidades del negocio para cumplir con la disponibilidad 7.24.365 que las aplicaciones y los usuarios demandan.

Para los canales, la infraestructura híper-convergente se traduce en mayor agilidad en la entrega de servicios, rapidez en el desarrollo y optimización del soporte a clientes. A la par, las organizaciones a las que atienden minimizarán el impacto que puedan tener sus tiempos de inactividad, reducirán los minutos sin disponibilidad y mejorarán la productividad de sus empleados. Hoy en día, ¿qué empresa no desea esto?

 

contactame@esemanal.mx

Compartir nota

Autor Redacción