Renegociación del TLC y competencia en telecomunicaciones

Compartir nota

Por Gonzalo Rojon, analista en The Competitive Intelligence Unit (CIU):

El próximo 16 de agosto está previsto el inicio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, EU y México, pues a 23 años de la firma, la presente administración de nuestro país vecino ha pedido su revisión y actualización. Dentro del documento “Resumen de los objetivos de la renegociación del TLCAN” elaborado por la oficina ejecutiva del presidente de EU se incorpora un apartado especifícamente para el sector de las telecomunicaciones, un rubro en el cual el TLCAN ha quedado obsoleto pues hace 23 años los servicios de telecomunicaciones móviles, el internet (fijo y móvil) y los dispositivos que usamos para acceder a ellos no eran ni la sombra de lo que son hoy.

Dentro de dicho apartado se solicita:

  1. Promover la oferta competitiva de servicios de telecomunicaciones facilitando la entrada en el mercado a través de una regulación transparente y un regulador independiente.
  2. Asegurar compromisos para proporcionar un acceso razonable a la red para proveedores de telecomunicaciones a través de la interconexión y acceso a instalaciones físicas y recursos escasos.
  3. Establecer disposiciones que protejan la elección de tecnología de proveedores de servicios de telecomunicaciones.

Es importante señalar que los puntos que se quieren revisar coinciden con las críticas sobre los avances en torno a la competencia efectiva en telecomunicaciones y consecuentemente, sobre el desempeño de la preponderancia, la cual, a más de tres años de su implementación, no ha logrado el impacto esperado en términos de reducir la concentración.

De los puntos anteriores resaltan los dos primeros, los cuales no resultan una sorpresa puesto que analistas y la misma industria en repetidas ocasiones han señalado la poca reducción de la concentración, así como del escaso o nulo acceso a infraestructura del operador preponderante.

Llama la atención que se solicite tener una regulación transparente y un regulador independiente como si insinuaran que las decisiones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) no lo fueran y favorecieran en ocasiones al agente económico preponderante en telecomunicaciones en contravención al objetivo de reducción de la concentración que persiste en el mercado.

En esta ocasión no es un agente nacional el que esté señalando las deficiencias que tiene la regulación de la competencia en las telecomunicaciones de México, sino un país vecino el cual tiene uno de los sectores más desarrollados con el mundo y que definió medidas exitosas para erradicar y prevenir fenómenos de concentración de mercado, así como constituir un órgano regulador que funge como referente del mundo. Ante ello, será tarea de los encargados de la renegociación definir las estrategias y mecanismos a implementar para efectivamente nivelar el terreno competitivo en las telecomunicaciones mexicanas y asegurar el empoderamiento en las decisiones del consumidor y la autonomía y fortaleza del órgano regulador.

 

contactame@esemanal.mx

Compartir nota

Autor Redacción