sábado, julio 21

Servidor: la clave para el crecimiento de las PyMEs

0
Compartir nota

intelSegún Intel el punto estratégico para mejorar la productividad de las pequeñas empresas está centrado en el servidor de la estructura TI. Esta pieza, explicó, es responsable de optimizar el tiempo de ejecución de las tareas y la velocidad del procesamiento de todos los datos manejados por el negocio en su rutina de actividades, por lo que resulta de vital importancia para las pequeñas empresas contar con una renovación adecuada de los servidores activos.

“Para las Pymes, la tecnología representa un diferenciador determinante en la eficiencia de la operación administrativa, debido a que habilita a las compañías para conectarse de manera rápida con clientes y proveedores, generar nuevos negocios, optimizar el servicio y capacidad de respuesta, y mantener sus ventajas competitivas”, mencionó Pedro Cerecer, director de Negocios de Intel México, quien agregó que contar con una estructura actualizada de TI y servidores de última generación resulta indispensable para que una pequeña o mediana empresa obtenga beneficios ante el dinamismo empresarial y se mantenga vigente en las condiciones del mercado.

Finaliza el soporte Windows Server 2003

Ante el anuncio de Microsoft sobre terminar en el mes de julio de este año el soporte para Windows Server 2003 dejando de proporcionar parches y actualizaciones de seguridad, Luigi Forestieri, gerente de Marketing de Negocios de Intel para América Latina, advirtió que las PyMEs que no hagan algo ahora para actualizar su sistema operativo estarán en riesgo, ya sea por las aplicaciones comprometidas, robo de datos o por incumplir con los requerimientos regulatorios.

Añadió que si la recomendación de la renovación de las PCs es cada tres años, para los servidores debe hacerse máximo cada cuatro años, entendiendo que el dimensionamiento de los sistemas se realice de forma correcta. De esta manera, un servidor nuevo puede proporcionar hasta 250% más desempeño que un servidor de hace cuatro años, de esta forma, la compañía puede obtener un ahorro de energía del 50% sobre la versión anterior, precisó la marca.

De acuerdo con las investigaciones de Intel, después de dos años se eleva a casi un 30% los costos de la compañía para el mantenimiento de un servidor antiguo, debido a las refacciones. Luego de tres años, los fabricantes ya no tienen garantía y el costo de las piezas se incrementa alrededor de un 50% del valor original.

“Es importante que las empresas consideren los gastos generados por los equipos antiguos en la oficina y evalúen el ahorro en energía y mantenimiento, así como todas las mejorías en productividad. Cabe mencionar que cada día, las tecnologías disminuyen sus costos, lo que permite comprar equipos más robustos logrando hasta 300% de incremento en desempeño a menores costos”, concluyó Forestieri.

contactame@esemanal.mx

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Comments are closed.