De nube, paradigmas y retos de transformación con IDC

Aunque parezca trillado, estos movimientos tecnológicos pueden generar la desaparición de canales que siguen en los viejos esquemas de comercialización.

Alejandro Florean

En el marco de la edición 8 del IDC México Cloud and Next Gen Infrastructure 2014, la firma resaltó que el tan de moda Internet de las Cosas, una de las principales tendencias y elementos de transformación en la actualidad, se encuentra en una etapa temprana de adopción, donde hasta el momento, las compañías que han hecho alguna prueba piloto están orientadas a segmentos como energía, agua, manufactura y farmacéutica, siendo Colombia y Brasil los pilares, con la perspectiva que no será algo tan masivo más adelante.

Asimismo, IDC señaló que el 46% de las compañías necesitan del área de TI o desarrollan en Excel para analizar información y generar reportes, aun teniendo herramientas de analíticas y el 70% de los encuestados no cuentan con el talento en el tema para la toma de decisiones, mientras el 69% no disponen de herramientas para visualizar en tiempo real el estado de operación de sus clientes.

Por otro lado, el 68% de las organizaciones siguen comprando tecnología bajo el concepto de la segunda plataforma o se encuentran en la fase de transformación hacia la tercera y sólo el 4% invierte en la transformación del negocio, aunque se espera un incremento significativo en los próximos meses.

En cuanto a la adopción de la tercera plataforma (Movilidad, Cloud Computing, Social Business y Big Data), ésta ofrece a los centros de datos eficacia en almacenamiento y simplificación de procesos, así, la infraestructura de TI se fortalece, se vuelve más flexible y dinámica con una reducción de gastos.

En virtualización, aproximadamente el 60% de los proyectos empresariales ya cuentan con ella en nuestro país, mientras el cómputo en la nube tendrá un crecimiento anual compuesto de 55% entre 2013 y 2018; la Infraestructura como Servicio (IaaS) representará, al cierre de 2014, 98 millones de dólares, la Plataforma como Servicio (PaaS), 45 millones de dólares y Software como Servicio (SaaS), 115 millones de dólares.

Impactos para morir o vivir
En cuanto a los canales, Alejandro Florean, vicepresidente de estrategia y consultoría en IDC América Latina, comentó que tendrán un impacto directo con estas tendencias, pues deberán pasar de comercializar un modelo de negocio basado en producto a uno de software, aunque el esquema tradicional on premise de éste todavía tiene márgenes significativos.

“Pero en la medida que las ofertas en la nube vayan madurando, les va a impactar, pues será predominante el modelo de venta de suscripción y de servicio en lugar del licenciamiento y aunque se ha hablado en los últimos 10 años de la reinvención de los canales, no observamos que la masa crítica de éstos se haya renovado, los que están preparados para vender algún esquema de cloud y servicios son muy pocos”, aseguró Florean.

Además, los desarrolladores de SW con oferta de cloud público están incentivando su fuerza de venta directa, otorgando altos márgenes de comisión para vender la nube, por lo que el asociado debe construir servicios alrededor de los mismos servicios en la nube, aprendiendo a comercializar como primer paso el cloud;
esto derivará en una depuración de canal importante, beneficiando a los que sí les interese invertir. “Sin olvidar que nacerán nuevos perfiles de canales, los cuales por su experiencia, saben de una industria en particular y para un canal tradicional de TI será muy complicado competir ahí; será una especie de verticalización sofisticada”, advirtió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap