Dispositivos de consumo y aplicaciones de negocio

Compartir nota

Como ya es tradición, en la feria de electrónica de consumo más grande del mundo, CES, se dan a conocer las principales tendencias de los productos que se lanzarán a lo largo del año.

En esta edición sobresalieron equipos ultraportátiles, tabletas, teléfonos inteligentes, mejores pantallas, cámaras fotográficas y diversidad de dispositivos con conectividad, cabe mencionar que no se vieron grandes anuncios en cómputo de escritorio para gamers, ni en almacenamiento.

Esto es resultado de la madurez que han alcanzado las redes y el cómputo en la nube, ya que muchos de los dispositivos estarán conectados de forma inalámbrica.

La posibilidad de negocio que se presenta con esta tendencia para los integradores es infinita, pues detrás del uso de los electrónicos siempre se requerirá la instalación de una red, servidores, configuración de nubes, soporte y servicio a los centros de datos donde residen las aplicaciones y el contenido que se reproducirá en smartphones, tabletas, ultrabooks, televisores con conectividad a Internet, etcétera.

En este sentido, los principales proveedores de soluciones de TIC, que pocas veces son mencionados en los shows de consumo, están consientes de los hábitos de los usuarios, tanto en entretenimiento como empresarial, y han cerrado filas con sus distribuidores para que estén preparados para atender la creciente demanda de acceso a la red y a los silos de datos.

Siempre serán sorprendentes los nuevos productos, interfaces, plataformas y aplicaciones que salen al mercado de consumo, que paulatinamente se adoptan al entrono empresarial, y más ahora que esta tendencia está ayudando a que las empresas y gobiernos se decidan por implementar el uso de tecnología para llegar a sus públicos meta.

En este camino, se abre otra oportunidad de negocio interesante, pues la diversidad de aplicaciones y dispositivos requerirá de sistemas de gestión y seguridad más robustos, confiables y actualizados, para lo cual los integradores deben analizar esta tendencia como opción de negocio, siempre con la idea de que la electrónica de consumo y las aplicaciones empresariales puedan convivir y no impacten en detrimento de las objetivos de las organizaciones.

Compartir nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *