Centros de datos de hoy


Por Jorge de la Fuente

Para definir las necesidades de infraestructura de un centro de datos, primero debemos tener presente la ubicación. No hay ningún estándar aún al respecto, pero sabemos que este tan importante repositorio de información debe estar seguro físicamente.
Ahora, tanto fabricantes como integradores, sabemos que es común buscar terrenos seguros, lejos de aeropuertos, donde exista conectividad de energía, acceso a Internet y se puedan trasladar los equipos. Recordemos que cambiar la ubicación del centro de datos significa reubicar sistemas de enfriamiento que requieren definitivamente una atención especial.
Una vez establecido esto, los responsables del edificio deben asesorarse alrededor de la infraestructura necesaria. Son los menos los casos que se apoyan en el fabricante para comenzar el diseño de un edificio que albergaría un centro de datos desde sus cimientos, afortunadamente esto ha ido cambiando.
En el caso de los ambientes de manufactura o de grandes naves de almacenes, han dejado relegado el espacio de los centros de datos a lugares poco convenientes, sacrifican riesgo por costo y que a la larga arrastran con los pocos dólares ahorrados durante muchos años.
Es el caso de los almacenes y centros comerciales, cuyos data centers están ubicados junto al estacionamiento de carga, en la entrada de mercancía, expuestos a las constantes vibraciones del piso, a los tráilers y hasta a un impacto directo. Todo esto si hablamos del edificio como infraestructura.
La seguridad física, aparentemente, no está considerada en la planeación, pero es de vital importancia que antes de comenzar a buscar filtros en el software dentro de los aplicativos, hay que buscar la manera de salvaguardar el centro de datos como un activo de la empresa y que puede estar expuesto a algún accidente humano.
Luego de sacar al centro de datos del estacionamiento, hay que aislarlo del contacto humano no autorizado. Resuelto este paso, debemos comenzar con la configuración, los espacios, rutas y gabinetes, hasta comenzar a tender el cable. Afortunadamente, los integradores de hoy están muy conscientes del “dónde y cuándo” comenzar.

¿Cómo podemos evaluar la planeación
de un centro de datos eficiente?
Es verdad que los pasillos fríos y los calientes son una gran referencia, pero si nos ocupa 40 minutos el cambio de un simple patch cord, algo estamos haciendo mal.
La correcta configuración de la infraestructura de un centro de datos debe ser fácilmente identificable, de fácil acceso y que pueda tener una correcta circulación del aire frío con el caliente, sin que se mezclen. La visión de UPI (o Infraestructura Física Unificada) prevé desde el inicio del diseño de un edificio hasta llegar a la última capa de la red.
La infraestructura para un data center se ha convertido poco a poco en un estándar, ¿cómo usarlo? Sí puede ser un gran diferenciador de costos y oportunidades.
Como resumen, la infraestructura debe buscar la convergencia correcta, tanto de la infraestructura física como lógica; derivado de ello surgen las estandarizaciones y los cumplimientos de las diferentes industrias que requieren la combinación de ambientes hostiles, como la manufactura, y ambientes que tradicionalmente ubicamos sólo en corporativos.

*Gerente de Producto y Mercados Verticales para América Latina y el Caribe en Panduit. Ingeniero Mecánico Eléctrico en el área Electrónica por la  universidad Anáhuac del Sur, con maestría en Ingeniería Empresarial. Fue secretario del Distrito Mexico de  BICSI y participó en el comité en NYCE para el desarrollo de las normas de cableado estructurado para México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via
Copy link
Powered by Social Snap