Convergencia digital

 


Nos encontramos en un mundo que cambia constantemente y más cuando hablamos de tecnología, ya que ésta ha evolucionado a una velocidad increíble en los últimos años, dejándonos atrás prácticamente a diario.

Un día es una nueva tecnología para el teléfono móvil, otro día es una nueva señal, un producto más delgado, más rápido, con mayor capacidad y mayores funcionalidades. Ahora, con un solo dispositivo podemos llamar, tomar video, fotografías, utilizarlo como agenda, acceder a Internet, etcétera, lo que nos lleva a evolucionar aún más rápido hacia una convergencia digital.

Los aparatos que podemos encontrar suelen adquirirse con un fin, pero debido a la versatilidad de los mismos se pueden utilizar para otros propósitos. Esto sucede con todo tipo de tecnologías, ya sean de consumo o de punta.

¿Qué es la convergencia digital?

Podemos definirla como la unión de las funciones de la computadora, teléfono y televisión; es una característica propia de las redes y servicios de la siguiente generación y ha marcado el ritmo de las transformaciones de las tecnologías de la información y la comunicación de las últimas dos décadas; sin embargo, aunque esta tecnología se encuentra desarrollándose desde hace años, todavía no ha llegado al nivel esperado.

En otras palabras, la convergencia digital es ahora la posibilidad de acceder a distintos medios y tecnologías a través de un único dispositivo.

Gracias a la convergencia digital es posible el desarrollo, manipulación y entrega de contenido digital, que es todo aquel que se puede representar en el sistema binario (0 y 1), básicamente cualquier tipo de información: gráfica, audio y video.

La convergencia se puede ver en el acceso, como la interconexión de redes celulares con redes inalámbricas; en los servicios al consumidor, como ofertas de triple-play; en los dispositivos, debido a que hoy los celulares se pueden conectar a diferentes tecnologías de acceso; y en el consumidor, quien sólo cuenta con un punto de contacto para recibir sus servicios, hablando de la televisión, Internet, telefonía celular, etcétera.

En términos de infraestructura tecnológica, una de las dificultades a las que se enfrenta la convergencia digital es a la falta de estandarización. Muchas veces los estándares no son compatibles entre sí y utilizan diferentes bandas y medios. Aquí, el problema radica en diseñar plataformas y sistemas de comunicación que se acepten en todo el mundo, para que se logre esta compatibilidad tan buscada.

Las posibilidades de la convergencia digital son gigantescas. A la fecha, los avances obtenidos permiten realizar teleconferencias; con tan sólo unos simples pasos, se tiene una conversación con una persona que puede encontrarse a miles de kilómetros de distancia y parecer como si se tuviera enfrente.

Donde se da la mayor actividad relacionada con la convergencia es principalmente en las alianzas y las fusiones de los sectores de las telecomunicaciones, los medios de comunicación y la industria en general, así como en la integración de soportes que traen la digitalización.

No obstante que la convergencia se está dando en todo el mundo, los países que no cuentan con todos los adelantos, o los van siguiendo, no tienen las mismas ventajas, por lo que se crea una brecha tecnológica que es cada vez mayor. Esta tecnología implica rapidez de acceso, más datos disponibles, más portabilidad del hardware, más variantes de uso, un costo económico, el cual no toda la población puede pagar.

La idea de la convergencia descansa en la homogeneización de los soportes, productos, lógicas de emisión y consumo de las industrias info-comunicacionales, incluyendo la prensa escrita y la edición, así como las telecomunicaciones, la informática y la industria audiovisual.

Las fusiones de gigantescos corporativos mediáticos obedecen a esa necesidad de vincular continentes con contenidos y explorar tecnológicamente las potencialidades de las tecnologías de la información y la comunicación para ofrecer servicios que son transparentes para el espectador.

La convergencia en sí representa la unión de grandes conglomerados, tecnologías e infraestructura, sin las cuales no se podría realizar, aunque la realidad es que todavía estamos lejos de alcanzarla de manera masiva.

*Es gerente de Canal en Cisco Consumer Business Group (CBG). Estudió Ingeniería en Sistemas en el ITESM campus Monterrey. Desde hace tres años se encuentra en Cisco desarrollando el área de Linksys.

 

Share via
Copy link
Powered by Social Snap