lunes, agosto 19

¿Qué pasa en Ingram?

0
Compartir nota

Desde hace varios meses Ingram Micro comenzó una nueva
etapa de reestructura de negocio, tanto en la filial mexicana, como en el resto de los países en los que opera; adecuándo cada modificación las necesidades específicas de sus socios y para superar las dificultades de su mercado.
En México, el mayorista comenzó por adaptarse a las necesidades del mercado en cuestión de nicho y foco; comenzó su reestructura por áreas como marketing, comercial y de ventas, siempre con la intención de mejorar sus propuestas de servicio y atención al cliente.
En la actualidad, la compañía encontró su rumbo al tomar conciencia
de la propuesta de mayorista focalizado, sin dejar de lado lo que lo ha caracterizado durante varios años: una propuesta multimarca por medio de la división de la empresa en siete áreas de negocio, cada una con un nicho y estrategia específica.
Pero cuando ésto apenas comienza a tomar rumbo, la filial mexicana da sorpresas que muestran que la reestructura no ha finalizado y que la intención de la compañía es satisfacer a sus proveedores y socios de negocio dándoles la mejor infraestructura y servicio.
Un dúo dinámico en Ingram
Para responder a las necesidades de sus clientes, Ingram Micro debió responder primero a las propias, de acuerdo a su mercado y tamaño, por lo que recientemente realizó uno de los anuncios más importantes: el compartimiento de la dirección general.
A partir del próximo 13 de octubre, Alejandro Castro, quien fuera director de Ingram Micro Chile, tomará la dirección adjunta de la compañía, lo que significa que ésta se divide en dos partes: la dirección del trabajo día a días que estará a cargo de Castro, y la planeación estratégica y nuevos negocios al mando de Manuel Sáenz, quien es director general del mayorista en México.
La idea es reforzar cada una de las actividades y estrategias que se llevan a cabo en la empresa, explicó Sáenz y mencionó que la decisión fue tomada en conjunto con el corporativo, “la propuesta se consideró y se evaluaron a los mejores candidatos”.
Al preguntar acerca de las posibilidades que tenían los directivos mexicanos del propio mayorista para tomar el puesto, Sáenz mencionó que el equipo directivo de México es joven y pasa por un proceso de integración, razón por la que se decidió traer a Castro desde Chile.
Los retos de Sáenz
Después de que varios personajes importantes salieran de Ingram Micro, y con el último anuncio realizado por la compañía, los rumores de la salida de Sáenz de la empresa se incrementan, sin embargo, el directivo fue categórico al afirmar que no dejará la compañía: “Sólo cambiaré de retos, terminó una etapa de dedicación diaria y comienzo un reto diferente dentro de Ingram Micro”.
Durante 16 años, Sáenz ha permanecido como el principal icono de Ingram Micro en México, atendiendo las labores del día a día además de los proyectos y planes estratégicos. Sin embargo, ahora considera que ya es tiempo de comenzar a delegar responsabilidades para poder enfocarse en nuevas ideas que hagan crecer a la compañía.
“Con el trabajo diario es difícil dedicar tiempo a todo lo demás, hay estrategias que no es posible atacar puntualmente o caminan muy despacio” apuntó.
Este es el caso del tema de nuevos mercados como el de caja blanca, electrónica y consumo, soluciones, así como wireless que son una estrategia central de la compañía.
“El negocio tradicional evoluciona y debemos presentar la parte que compensa y genera crecimiento a la empresa, por lo que me dedicaré a aterrizar estos proyectos y ponerlos en marcha por medio de nuevos planes de negocio”.
Nuevos roles y estrategias
El nuevo plan estratégico de la compañía dará pie para que las actividades dentro de ella se simplifiquen y, a decir de Sáenz, este esfuerzo se verá reflejado en la atención, servicio y nuevos proyectos de negocio para el reseller.
Por otra parte, Castro explicó sus funciones y actividades dentro de la compañía: “Es un nuevo desafío poder incorporarme al equipo más importante de Ingram Micro Latinoamérica, por la problemática, el tamaño y la complejidad del negocio que hace difícil el día a día del negocio”.
Castro explicó que, por el momento, dará seguimiento a las estrategias planteadas este año y comenzará a buscar nuevas alternativas enfocadas a la operación del día a día y a cómo acercarse más a su canal de distribución.
De esta forma, el directivo atenderá las áreas operativa,
administrativa, financiera, ventas, mercadeo y administración de productos.
Sáenz habló acerca de la participación de mercado actual de la compañía y de los rumores en torno a ella, como resultado de los frecuentes cambios realizados en últimas fechas y explicó: “Ingram se percibe como la principal alternativa de mayoreo, la participación de mercado no ha decrecido, nos encontramos igual que en años anteriores y la estrategia de unidades de negocio nos permitirá competir en varias áreas”.
– -¿ Cuánto tiempo más veremos a Manuel Sáenz al frente de Ingram Micro México?
— Mi tiempo en Ingram puede ser indefinido. Este nuevo cambio me da una mejor visión en el aspecto personal para ver hacia arriba e identificar nuevas oportunidades”.

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply