El fantasma del bajo presupuesto

Para la mercadotecnia moderna existen algunos programas que ayudan a generar, mantener e incrementar la lealtad del cliente a la empresa. Lo anterior a pesar de que se cuente con un limitado presupuesto para las labores de promoción de productos y relaciones públicas.

Las cifras “oficiales”, tan mencionadas últimamente, reflejan una tasa de desempleo alarmante, provocado por la falta de políticas económicas efectivas y actualizadas y, obviamente, por una crisis económica severa en la que se encuentra hundido nuestro país.
Pero esto no es nuevo, muchas generaciones hemos crecido escuchando a las personas mayores hablar de la crisis con un profundo tono de queja. Uno de tantos privilegios de ser libre, es precisamente la libertad de pensar y de expresar lo que se siente, pero eso no nos convierte en mejores personas.
Debemos actuar, ya que de nada nos sirve la queja si no la acompañamos con una acción que genere el cambio.
Tips para mantener la calidad
Los mexicanos somos expertos para refunfuñar, pero no para actuar. Pasamos la vida culpando a los gobiernos de la precaria situación económica del país y, difícilmente, ponemos las manos a la obra para procurar un mejor presente para nuestras empresas y nuestras familias.
Para la mercadotecnia moderna, existen algunos programas que ayudan a generar, mantener y/o incrementar la lealtad del cliente a la empresa:
— Mercadotecnia de relaciones. Investigue las necesidades reales de sus clientes actuales y pregúntese de qué manera las satisface su empresa. En esta época del consumo desmedido, preferimos los productos y servicios personalizados. Es increíble el sentimiento de pertenencia que puede provocar un correo electrónico felicitándonos por nuestro cumpleaños.
— Relaciones públicas. Preocúpese por conocer las necesidades de su entorno y haga algo por satisfacerlas usando la imagen de su empresa. La vida no se compone nada más de ventas, sino también de responsabilidad social. Acérquese a los medios de comunicación intercambiando sus productos por espacios publicitarios. Es una buena manera publicitar su empresa sin descapitalizarla.
— Mercadotecnia directa. La comunicación uno a uno es más personalizada que la publicidad masiva. Busque a sus clientes y manténgalos informados sobre nuevos productos, promociones, etc.
— Mercadotecnia por Internet. Aproveche la tecnología y construya un sitio en Internet para informar a sus clientes y prospectos sobre la empresa, sus productos y servicios. Conviértalo en un sitio de contacto directo y revise la cuenta de correo electrónico diariamente para fomentar una realimentación constante con sus clientes. Puede usar la herramienta del correo electrónico para informar a sus clientes todo lo relacionado con su empresa, pero no olvide incluir una forma para que los correos puedan ser removidos y evitar que sus mensajes se conviertan en los temidos y penados Spam.
— Promoción de ventas. Estamos en plena época de regreso a clases. Aprovéchela para incrementar sus utilidades con promociones dirigidas a este sector. Piense que el 40% del sueldo promedio de una familia, esta destinado a las compras de esta época, así que un buen descuento o promociones a meses sin intereses, serán muy bien recibidas por sus clientes.
Es muy importante señalar que es mucho más costoso buscar nuevos clientes que mantener los que ya tenemos. Así que invierta en ellos y manténgalos como parte de su cartera.
Saludos y ¡hasta la próxima!

Share via
Copy link
Powered by Social Snap