lunes, marzo 18

Microtel, mucho más que cajas blancas

0
Compartir nota

El mayorista especializado en OEM integra a su oferta nuevas líneas de productos, con el fin de que el mercado de ensamble ofrezca soluciones de valor agregado; por ejemplo, acceso a Internet mediante una alianza con Todito.

Cuando nació Microcomputadoras y Telefonía (Microtel) se iniciaba el auge del negocio de la telefonía celular, por ello que el mayorista se dedicó a distribuir soluciones de este tipo; sin embargo, cuando los operadores comenzaron a regalar los teléfonos, Microtel tuvo que optar por enfocarse al mercado OEM.
En la actualidad, el mayorista dirige su oferta al prepago en telefonía celular, acceso a Internet y, la más importante, venta de partes para caja blanca, todo ello con diferentes servicios y accesorios con los cuales sus distribuidores pueden ofrecer soluciones de conectividad, almacenamiento y equipos de escritorio.
En entrevista con eSemanal, Eduardo Alexandri, director general de Microtel de México, habló de su expansión en el país, sus valores agregados y de la situación del mayoreo de partes de ensamble.
La crisis enfoca el rumbo
El directivo definió a su compañía como “un mayorista de integración enfocado a la venta de productos para caja blanca, que ha crecido, a lo largo de trece años, en el mercado de las partes para ensamble”.
En cuanto a retail, el mayorista sólo trabaja con tiendas de cómputo especializado tales como Compudabo, CompuPrice y LPV. Eduardo AlexandriEn este sentido, desplaza algunas líneas especificas, sin embargo no planea ahondar en este canal.
Alexandri narra que su crecimiento comenzó a raíz de la crisis de 1995, “fue cuando nos convertimos totalmente a la venta de partes para ensamble”. Cabe señalar que antes vendía computadoras Lanix al mayoreo y algunos componentes, pero no era su foco principal.
En medio de la crisis de 1995, el mayorista abrió su primera sucursal en la ciudad de México: “Mucha gente nos criticó, porque decían que era de locos tener dos oficinas en la misma ciudad y sobre todo en plena crisis”, recordó el directivo.
Al respecto, Alexandri comentó: “El tiempo nos ha dado la razón a nosotros. Otros mayoristas nos han seguido con la apertura de dos oficinas y es que esta ciudad es exageradamente grande”.
1995, un río revuelto
Durante la década pasada, el mercado de caja blanca se estancó y la venta de máquinas de marca estaba en su apogeo; no obstante, Alexandri recordó que cuando llegó la crisis de 1995, se disparó el precio de las PC de marca y fue ahí cuado Microtel volvió a vender partes.

Valor agregado: esencia de integrador
Uno de los valores que destacan a Microtel es que no basa sus estrategias en el precio, sino en la garantía; ofrece productos con tres años de garantía, ISO 9000 y respaldado en el país por los fabricantes.
Por este motivo, el directivo explicó que su compañía vivió una reconversión, “porque nos dimos a la tarea de buscar proveedores que respaldaran el producto que manejamos en el país, con garantías, capacitaciones, servicio y entrenamiento”.
Eduardo Alexandri
“El DF se cocina aparte”
En cuanto a la presencia de nuevos mayoristas en el DF, el directivo comentó: “Todos nuestros competidores son muy respetables, todos luchamos por una participación de mercado cada vez más grande y mejor, no creo que a nadie le esté negado el sol”.
En este sentido, mencionó: “El DF se cocina aparte: es un mercado muy competido; muchos productos en venta son del mercado gris y negro, contra lo cual no se puede competir”.
Posibilidad de negocio en Oaxaca
“En el estado de Oaxaca son amplias las industria de alfarería y telares, 90% de su producción es de exportación, y se incrementa cada vez más” comentó el entrevistado al dar sus razones del arribo a dicho estado.
Por otra parte, mencionó que el mercado casero en Oaxaca es un buen nicho, aunado a que en la región hay una buena cantidad de familias que reciben recursos de parientes que radican en Estados Unidos.
Por otra parte, destacó que dentro de su estrategia contempla sucursales pequeñas para hacer más eficientes los costos, lo cual se refleja en su política de precios; en otras palabras es igual en todo el país: “Además, no cobramos flete, excepto en lugares donde no cuenta con presencia”.
El directivo aclaró: “Si adoptamos la política de estar más cerca del distribuidor, sus costos se reducirán, si no nos acercamos al distribuidor, difícilmente va a sobrevivir”.
Para leer el artículo completo suscríbase a eSemanal

Compartir nota
Share.

Sobre el autor

Leave A Reply